fbpx

Consideraciones sobre la gestión de riesgos para los ejecutivos cuando preparan su empresa para una OPI

Antes de que cualquier empresa de nueva creación comience el proceso de preparación para una oferta pública inicial, es necesario llevar a cabo una reevaluación completa de la gestión de riesgos de la empresa y de sus responsabilidades. Las partes interesadas, tanto nuevas como antiguas, entre las que se incluyen los auditores, los reguladores, los analistas, los inversores y los directores, tendrán un gran impacto en los riesgos de la empresa y en su capacidad para cumplir con la normativa durante el próximo período previo a la OPI y en el futuro como empresa pública.

La evaluación del riesgo de su empresa antes de salir a bolsa es un proceso continuo que debe incluir:

  • Estar al tanto de todos los cambios normativos que puedan afectar a su negocio.
  • Establecer y gestionar las expectativas de todos los accionistas.
  • Asegurarse de que sus proyecciones y objetivos financieros son realistas.

Estos son algunos de los principales pilares en torno a los cuales debe construirse su plan de gestión de riesgos, ya que son algunos de los factores determinantes relacionados con los muchos riesgos nuevos y complejos a los que se enfrentará su startup una vez que salga a bolsa.

¿Cuáles son algunas de las preocupaciones que conlleva la transición a una empresa pública?

Muchas empresas privadas que evalúan la posible transición de la propiedad privada a la pública deben considerar los factores que implica la transición. Una oferta pública inicial (OPI) conlleva un sinfín de preocupaciones financieras y operativas, que van desde los requisitos de divulgación pública hasta la infraestructura de cumplimiento normativo adicional, pasando por las preocupaciones de confidencialidad y secreto comercial. Los candidatos a la OPV deben confirmar que sus seguros actuales para empresas privadas, en lo que respecta a las condiciones, la estructura y los límites, ofrecen una cobertura completa antes de la OPV para proporcionar una transición sin problemas a la condición de empresa pública.

¿Cuáles son los requisitos de gestión de riesgos? 

La SEC exige que se revele la forma en que los consejos de administración administran la supervisión de los riesgos como parte de sus declaraciones de representación. Los reguladores han declarado en el pasado que la supervisión de los riesgos es una responsabilidad clave del consejo y que una mayor divulgación mejoraría la comprensión de los inversores y accionistas del papel del consejo en las prácticas de gestión de riesgos de la organización. Se anima a las empresas a que compartan información sobre la forma en que el consejo y la dirección trabajan juntos para abordar los riesgos importantes a los que se enfrenta la empresa. 

Reconociendo que el papel del consejo es la supervisión, mientras que la responsabilidad del equipo de gestión es la ejecución diaria de las actividades de gestión de riesgos, los requisitos de divulgación ofrecen a las empresas cierta flexibilidad para describir cómo el consejo cumple con su deber. Es importante considerar y formalizar la división de la responsabilidad entre el consejo de administración en pleno y los comités individuales del consejo, estableciendo un proceso claro para que esos comités informen al consejo en pleno sobre los principales riesgos que son de su competencia.

También es imprescindible comprender cómo una gestión eficaz de los riesgos permite a la organización asumirlos y alcanzar sus objetivos estratégicos. Esto incluye estrategias proactivas de mitigación, así como una fuerte respuesta y recuperación ante eventos inesperados que ayuden a minimizar el impacto de dichos eventos. Esto requerirá la aclaración de las funciones y responsabilidades de la dirección y los líderes empresariales con respecto a la supervisión continua de los riesgos. Hay que tener en cuenta la forma en que la empresa gestiona los distintos tipos de riesgos, así como las realidades culturales y organizativas únicas que deben abordarse. 

La dirección debe considerar la creación de una función de riesgos centrada en permitir la consecución de los objetivos estratégicos. La función de riesgos puede facilitar, supervisar y coordinar las metodologías, herramientas y plantillas. La organización debe tratar de crear una función que proporcione información sobre los riesgos para mejorar la toma de decisiones. 

¿Qué es la planificación de la gestión del patrimonio?

Realización de la planificación patrimonial previa a la OPA 

Una salida a bolsa requiere toda la atención de todos los ejecutivos implicados en la transacción. Es importante orientar a los ejecutivos en el proceso de planificación patrimonial para minimizar las distracciones y mantener la atención en la salida a bolsa de la empresa. Una planificación patrimonial adecuada durante la fase previa a la OPV también ayuda a alinear los intereses de los ejecutivos con los de la empresa a lo largo de la transacción y tras la OPV. La planificación patrimonial previa a la salida a bolsa es fundamental para aprovechar las importantes oportunidades de ahorro fiscal y puede contribuir a la estrategia global de gestión del patrimonio de los ejecutivos. 

Aunque todos los planes de sucesión deben incluir un testamento, un poder de asistencia sanitaria y un poder notarial duradero, cada uno de ellos debe adaptarse a la persona y basarse en las necesidades y los objetivos del ejecutivo. Los ejecutivos pueden tener diferentes requisitos en términos de liquidez, opciones de capital, gestión de impuestos, contribuciones benéficas y transmisión de la riqueza a las generaciones futuras. El plan patrimonial debe tener en cuenta los requisitos normativos, la percepción del mercado y las posibles limitaciones de tiempo. La aplicación de un plan sucesorio bien elaborado antes de la OPI puede alinear los incentivos y, en última instancia, preservar la riqueza generada durante una OPI. 

¿Cuáles son los posibles contras de salir a bolsa?

Malos resultados: No todas las empresas que salen a bolsa tienen éxito y nadie puede garantizar que sus acciones vayan a funcionar bien después de la OPV, por muy diligente que haya sido usted durante todo el proceso. Si el precio de las acciones cae por debajo de su precio de salida a bolsa, su empresa podría estar en serios problemas.

Informes públicos gravosos: Una empresa que cotiza en bolsa entra inmediatamente en el punto de mira y debe informar regularmente y con detalle sobre sus operaciones y finanzas, lo que puede suponer un gran estrés para los dirigentes. Esto es especialmente cierto si su empresa no está rindiendo a la altura de las expectativas.

Aumento de los costes de explotación: Ser una empresa pública es mucho más caro que permanecer en el sector privado. Hay que hacer giras de salida a bolsa, cumplir la normativa y gastar continuamente más dinero cada año en casi todos los aspectos de la operación, incluyendo, pero no limitándose, a las responsabilidades legales y de información financiera.

La amenaza de los inversores activistas: Un inversor activista es alguien que comprará acciones de una empresa que cree que no está funcionando muy bien. A continuación, este inversor intentará presionar a la dirección para que realice cambios en la empresa, como el cierre de los sectores de bajo rendimiento, el cambio de la dirección e incluso intentará que venda la empresa.

Comparte:

Más mensajes

Lincoln Financial

Visión de conjunto Lincoln Financial Group es el nombre de marketing de Lincoln National Corporation y sus empresas subsidiarias, que es un holding estadounidense de la lista Fortune 250 que opera

es_MXEspañol de México
Desplazarse hacia arriba